Jugar con ranas saltarinas, por Ana González Somoza

Jugar con las ranitas les ha encantado tanto a las personas de más edad del taller “Entrena tu mente” como a las más pequeñas, de “Curiosea” y “Recrea tu mente”. Comentar que l@s mayores han dicho que iba a ser muy difícil y no iban a ser capaces y, por el contrario, l@s peques se han puesto enseguida a hacerlas saltar. Al final, tod@s han logrado que sus ranas se desplazaran donde y como querían.

Hemos hecho todo tipo de competiciones que se nos han ocurrido: carreras de ranas, hacer que las saltarinas se lanzasen al estanque con agua y a recipientes de distintas alturas y tamaños para ver quién metía más y también cuántas metíamos entre tod@s en un tiempo limitado, torres con ranas, salto de longitud y salto de altura … Hasta las hemos lanzado para encestarlas en nuestra rana gigante y también las hemos hecho saltar dentro de su boca. Y, además, con l@s peques, seriaciones, cuentas y cuentos, preguntarnos por qué flotan en el agua, cómo caen unas boca arriba y otras boca abajo, qué es “hacerse el muerto”, dibujar y colorear ranas, comentar el poder curativo del “Sana, sana, culito de rana. Si no sanas hoy, sanarás mañana” …

Y próximamente, probaremos a impulsar las ranas con la mano no dominante, mojaremos sus patitas en pintura y … a ver qué pasa y jugaremos a cualquier nuevo juego que nos inventemos.

Jugar con ranas saltarinas, por Ana González Somoza

Jugar con ranas saltarinas, por Ana González  Somoza

Jugar con ranas saltarinas, por Ana González Somoza

Ya veis cuántas actividades diferentes se pueden hacer con este juego de habilidad además de divertirse, por supuesto, y centrar la atención, ejercitar la paciencia y afinar el tiro haciendo cálculos de la presión que tenemos que ejercer para que salten a más o menos distancia y a menor o mayor altura.

¿Te han gustado estos juegos? ¿Qué otras actividades se te ocurren para hacer con las ranas saltarinas?

avatar_entrefamilias_40 ¡Por un mundo de peques y adultos que juegan y disfrutan juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *