Con verduras en conserva, en lata o bote de cristal, la ensaladilla se hace muy rápido. En principio, no tienen añadidos dañinos para la salud, así que aunque no son frescas nos pueden servir para hacer nuestro plato en muy poco tiempo. Si no, toca limpiar, pelar y cocer patata, zanahoria, guisantes y judías. De cocer huevos no nos libramos a no ser que los tengamos ya cocidos y guardados en la nevera, con cáscara o sin ella. Y si queremos, podemos hervir en agua con sal unas gambas para añadir a nuestra ensaladilla.

Lavamos y escurrimos las verduras en conserva y las echamos en un bol. Añadimos atún, gambas, huevo, maíz, pimiento cortado en trocitos y aceitunas y mezclamos. Hacemos un aliño tradicional con sal, vinagre y aceite y lo añadimos, revolvemos y a la nevera hasta la hora de comer. A nosotros nos gusta sólo con el aliño y resulta más sano, pero lo típico en la ensaladilla es la mayonesa. Si es casera, más sana y sabrosa 🙂

¿Cómo la hacéis en vuestra familia? ¿Utilizáis otros ingredientes? ¿Ayudan los y las peques de la casa a cortar, mezclar y aliñar? ¡Buen provecho!

avatar_entrefamilias_40

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *