Internet está presente en nuestras vidas y forma parte del día a día de las familias como herramienta de comunicación, interacción y educación. Por todo ello es importante que las y los niños aprendan a usarlo de forma segura: conociendo sus potencialidades y evitando sus peligros.

Las madres y los padres son pieza clave en esta labor pedagógica ya que deben compaginar un cierto «control» de uso (que irá siendo menor a medida que la niña/o crezca) con el fomento de una actitud crítica que le permita discernir lo que es información de calidad y/o útil de aquella que no lo es.

¿Qué podemos hacer? Recomendaciones sencillas.

  • Aprendamos el funcionamiento del ordenador y mantengamos el control sobre el mismo. El/la menor no necesita disponer de privilegios de administrador (instalar/desinstalar aplicaciones, cambiar configuración del equipo…).
  • Compartamos conocimientos sobre TIC’s con nuestros/as hijos/as y aprendamos de ellas/os y con ellos/as. Además de ser un excelente modo de interactuar y compartir experiencias, son fuente de aprendizaje
  • Fomentemos un clima de confianza y diálogo donde se aborden cuestiones como hábitos de navegación, privacidad (compartir información personal con extraños, colgar fotos/vídeos… de otras personas etc), respeto por la propiedad intelectual, comunicación educada hacía otros/as internautas. De este modo, el/la menor se sentirá seguro a la hora de compartir cualquier incidente o situación, vivida en la red, que le cause malestar o incomodidad al tiempo que se convierte en un/a internauta respetuoso/a
  • Démosles o consensuemos con ellos/as, unas normas de uso del ordenador. Éste debería estar en un lugar de uso común y se deberían establecer unos tiempos máximos de uso por día/semana, así como tipos de empleo del mismo.
  • Practiquemos con nuestro ejemplo y pasemos tiempo navegando y buscando información con ellas/os (p.ej: organización de las vacaciones familiares), acompañándoles en la realización de sus tareas escolares o permitiéndoles que estén con nosotros/as cuando realicemos búsquedas y/o trámites.

Así pues, al igual que en otras áreas de aprendizaje, lo más importante es que acompañemos al niño/a en el descubrimiento de internet y compartamos actividades en torno al ordenador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *