En vacaciones, me gusta juntar a participantes de los distintos talleres de edades muy diferentes para que interaccionen unas horas en compañía. ¡Y resulta una experiencia muy interesante y enriquecedora para tod@s!

En este caso reunimos un total de siete personas pequeñas de 4 y 10 años y mayores de hasta 82. A las pequeñas les asombra ver la capacidad de las mayores para jugar y divertirse y a las mayores les proporciona mucha alegría la espontaneidad y las risas de las pequeñas. ¡Y es muy bonito ver cómo se ayudan y se convierten en cómplices de forma espontánea!

Para este taller y ante la diferencia tan grande de edad, escogí juegos sencillos, algunos en formato gigante para que nos resultara más cómodo jugar.

Hicimos una rutina de ejercicios que nos proporcionó muchas risas, jugamos a no dejar caer el globo, a darle sólo cuando nos nombraran, a serpientes y escaleras, al mikado, a encestar ranitas en el agua, a juegos de cartas y de palabras, a buscar una sorpresa, charlamos, nos reímos y comimos roscón. ¡Unas horas muy agradables que volveremos a repetir, sin duda!

Encestando ranitas por equipos de mayores y peques

Encestando ranitas por equipos de mayores y peques

 

Jugando al mikado gigante

Jugando al mikado gigante

 

Jugando con globos

Jugando con globos

 

Jugando a juegos de cartas

Jugando a juegos de cartas

 

*Ideas “Mentes Activas” son sugerencias de actividades sencillas para compartir. Las hago en mis talleres “Curiosea” y “Recrea tu mente” para peques y “Entrena tu mente” para adultos. Todo ello, dentro del Programa “Mentes Activas”, un proyecto socio-educativo para mantener tu cerebro en forma a cualquier edad por medio de actividades divertidas y juegos de habilidad, atención, memoria, estrategia y creatividad.

Se pueden replicar fácilmente en casa y hacer de ellas una actividad intergeneracional donde tod@s disfrutan y aprenden.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *