En “Diversión en familia” jugamos con una caja de arena sensorial, por Ana González Somoza

¡Cómo disfrutan l@s peques y sus abuel@s con una actividad tan sencilla de preparar en casa como ésta!

Se trata de rellenar una caja de madera o un recipiente de plástico de arena u otro material agradable al tacto como arroz, sémola, sal … y dejar experimentar con ella a las familias, proporcionándoles luego otros elementos para la exploración.

Nuestra caja es de arena. ¿Qué hemos hecho con ella? Dejarla escurrir entre los dedos, amontonarla en una esquina, aplastarla fuerte con las manos, hacer montañas, hacer agujeritos con los dedos y rastrillarla, pellizcarla, observarla, describirla, escuchar cómo suena, olerla … ¡Todo ello muy relajante!

Hemos escondido conchas, piedras, piñas pequeñas, castañas, nueces, canicas, animalitos marinos de goma y hasta pequeños dinosaurios. Hemos jugado a encontrarlos y tratar de adivinar qué eran por el tacto y los hemos vueltos a esconder para seguir disfrutando de la actividad. “Cierra los ojos mientras lo escondo. Ahora tú, busca abuelo …”

Con palitos, embudos, coladores, cucharas, vasos y tenedores hemos hecho agujeros, construido pequeños castillos, marcado huellas … Y también hemos creado micromundos mágicos donde interactuamos con todos los elementos de nuestra caja sensorial dejando volar nuestra imaginación y creando historias fantásticas. “¡Dinosaurio, no te comas a Ana!”

Caja de arena sensorial … ¡un mundo fascinante por descubrir!
Anímate a montar una y cuéntanos tu experiencia.

avatar_entrefamilias_40 ¡Por un mundo de peques y adultos que juegan y disfrutan juntos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *